Buscadores de Pecado

Buscadores de Pecado

“Cristo hizo suyos nuestros pecados, y por eso murió en la cruz. Lo hizo para que nosotros dejemos por completo de hacer el mal y vivamos haciendo el bien. Cristo fue herido para que ustedes fueran sanados”.

1 Pedro 2:24

(Traducción en lenguaje actual)

Es triste pero en la vida muchas veces nos podemos encontrar buscando el pecado, si, hablo de esos momentos en los que por alguna extraña razón sentimos la necesidad “urgente” de fallarle a Dios.

Obviamente nuestro anhelo no es fallarle al Señor, pero nuestra naturaleza carnal nos impulsa cada día a realizar ciertas acciones que muy bien sabemos que no son correctas.

Hay periodos de tiempo en los cuales nos mantenemos firmes, tratando y luchando de agradar a Dios, de pronto de un día para el otro, sentimos el deseo de ir en contra de nuestros mismos principios, si, porque lógicamente ninguno de nosotros peca con la más hermosa satisfacción de saber que le estamos fallando al Señor.

Y es que si realmente has tenido un encuentro genuino con el Señor, difícilmente disfrutaras de tu mal accionar. Quizá en el momento de llevar a cabo esa mala acción pueda que “disfrutes” hablándolo en sentido carnal y humano, pero luego de ese momento viene la insatisfacción de saber qué hiciste algo que va en contra de lo que realmente quieres hacer.

A ninguno de nosotros nos gusta ese mal sabor de boca luego de haber fallado, ¿Cierto?, no disfrutamos ese momento, peor aún, cuando el enemigo toma ese mal episodio para sacarte en cara tantas cosas, para acusarte y tratar de hacerte sentir el peor de todos los hijos de Dios.

Entonces la pregunta que tenemos que respondernos es la siguiente: ¿Qué estamos haciendo buscando el pecado?, ¿Por qué estas frecuentando esos lugares que sabes que te harán fallar?, ¿Por qué sigues apegado a esas amistades que sabes que te están llevando a la perdición?, ¿Por qué sigues esperando esos momentos a solas y en donde nadie te molestara para llevar a cabo la satisfacción de tus más bajos instintos carnales?, ¿Por qué estas propiciando que todo se te como para caer en el pecado?

Y es que tampoco vamos a negar que somos nosotros mismos quienes muchas veces propiciamos a que todo se dé para concretar aquello que muy bien sabemos que desagradara a Dios. Somos especialistas para provocar esos hechos y luego terminamos sintiéndonos los imperdonables, los más hipócritas del mundo y los más pecadores que puede haber.

Amados, no nos dejemos engañar por el enemigo, no vaya a ser que te encuentres buscando el pecado, provocando que los hechos se den, por un momento reacciona, date cuenta que a lo mejor en ese momento en el que estas planeando o planificando todo no sentirás la insatisfacción que sentirás luego de concretar eso que has pensado hacer.

¡Detente!, Dios te ha dado un Dominio Propio para no dejarte llevar por tus más bajos instintos, Dios es tu fortaleza y jamás te dejara ser tentado más de lo que puedas soportar. No creas que no puedes, porque en Cristo todo lo puedes, no creas que estas solo, porque si Dios está con nosotros, ¿Quién contra nosotros?

Es hora de detenernos y meditar muy bien nuestro accionar, no es posible que el enemigo nos este engañando fácilmente haciéndonos creer que somos débiles y que por eso fallamos y por lo tanto Dios lo entenderá, ¡No!, ¿Por qué fallar, cuando tienes la suficiente fuerza de parte del Señor para no hacerlo?

No te dejes humillar por el enemigo, pues el es quien te quiere engañar haciéndote creer que lo que vas a hacer es de lo más normal, para que después que lo hagas acusarte y hacerte sentir que no vales nada y que eres un desagradecido, hipócrita y mentiroso.

Levantémonos como personas que a pesar de su debilidad nos paramos firmes y no nos dejamos engañar por ninguna artimaña del enemigo, sino que cada día buscamos, no nuestras propias satisfacciones humanas, sino la satisfacción de Dios al vernos cada día más cerca de Él haciendo su voluntad.

Hoy es un buen día para poner un ALTO total a todos aquellos momentos en donde nos encontramos buscando el pecado, en lugar de buscar nuestra perdición, busquemos el rostro del Señor a través de una vida devocional que realmente se fortalezca en su presencia para resistir cualquier ataque del enemigo.

¡No busquemos el pecado, mas busquemos al Dios que derroto al pecado!

Autor: Enrique Monterroza

Escrito para www.enriquemonterroza.com - www.devocionaldiario.com - www.destellodesugloria.org
Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

3 comentarios:

  1. NO PODEMOS DEJARNOS ENGANAR POR EL ENEMIGO DE NUESTRAS ALMAS,EL LO UNICO QUE QUIERE ES VERNOS DESTRUIDOS, PERO SI SOMOS SABIOS RECONOCEREMOS SUS MALAS INTENCIONES.EL TRATA POR TODOS LOS
    MEDIOS DE BUSCAR EL MOMENTO PROPICIO PARA LA TENTACION Y HACERNOS CAER EN SUS REDES.PERO COMO
    HIJOS DE DIOS QUE SOMOS,TENEMOS QUE REVESTIRNOS CON SU ARMADURA Y ESTAR PREPARADOS PARA LOS ATAQUES QUE VENGAN .ADEMAS SABEMOS QUE SI DIOS CON NOSOTROS,QUIEN CONTRA NOSOTROS? NO HAY ENEMIGO QUE PUEDA DESTRUIRNOS NI VENCERNOS PUES DIOS COMO PODEROSO GIGANTE ESTA A NUESTRO LADO PARA DERROTARLO Y DARNOS LA VICTORIA.

    ResponderEliminar
  2. Amado hermano.Dios siga bendiciendo su vida por estas palabras.Tengo este serio problema de una lucha constante.Sé q debo huir del pecado y sin en embargo lo busco, siento una enorme necesidad de sentir en mi piel a alguien.Llevo casi 9años sola, pero mi esposo esta vivo pero en el norte. yo en lo personal no quiero fallarle al Señor, pero déjeme decirle q deseo y hasta me imagino a una persona lógicamente conmigo. El hecho de desearlo sé q es como si lo estuviera haciendo. Sabe es una persona muy respetuosa,Ha tenido muchas oportunidades de estar conmigo y sólo me ha besado. Creo q Él me desea también. Le conozco hace unos 5 ó 6 años y sinceramente me enamore de Él. No se que hacer porque como mujer lo necesito.ya páso de los 40 años, no se q me pasa.Dicen Que quiza estoy pasando por algun problema hormonal en la cual hay mujeres que no quieren tener esposo y en mi caso es todo lo contrario. Al mismo tiempo le pido a los hogares que no se separen por nada en el mundo para no pasar por estas situaciones.A mi no me dieron oportunidad de elegir. Mi esposo tomó sólo su decisión yo estaba dispuesta a ayudarle a trabajar a acá en mi país.Por favor ayúdeme con sus oraciones.ESTOY DESESPERADA.

    ResponderEliminar
  3. PORQUÉ FALLAMOS TANTO BUSCANDO SIEMPRE EL PECADO Y LA MANERA DE HACER DAÑO,PORQUÉ NO BUSCAMOS A DIOS EN VES DE BUSCAR AMISTADES QUE NO NOS APORTAN NADA.ÉL SEÑOR SIN EMBARGO NO NOS FALLA EN NINGÚN MOMENTO DE LA VIDA,NO TE DEFRAUDA, ES TODO LO CONTRARIO DE COMO SOMOS NOSOTROS EN ESTA TIERRA.ES EN QUIEN ÚNICO SÉ PUEDE CONFIAR,NO ME GUSTA LA GENTE QUE VA POR LA VIDA HACIÉNDOSE PASAR POR BUENA Y QUE LUEGO TE DEMUESTRAN TODO
    LO CONTRARIO,ODIO A LA GENTE HIPÓCRITA Y MENTIROSA Y QUE SOLO DESEAN HUMILLARTE ¿POR QUE
    FALLAR,CUANDO TIENES LA SUFICIENTE FUERZA DE PARTE DEL SEÑOR PARA NO HACERLO?.NO HAY NADIE EN
    ESTA VIDA MEJOR QUE NADIE.TODOS TENEMOS NUESTRO
    SENTIMIENTOS,DE QUE NOS VALE EL ENGAÑO.NO BUSQUES MÁS EL PECADO,YA HAS IDO DEMASIADO LEJOS.PERO A MI NO ME HUMILLAS MÁS.GRACIAS ENRIQUE POR PERMITIRME ENTRAR EN TÚ BONITO BLOG.

    ResponderEliminar

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.