¿Quién es tú Padre?


¿Quién es tú Padre?

A veces actuamos como esclavos siendo libres, a veces se nos olvida que somos hijos de Dios y que Él es nuestro Padre.

La Biblia dice:

“Y a pesar de todo, oh Señor, eres nuestro Padre; nosotros somos el barro y tú, el alfarero. Todos somos formados por tu mano”.

Isaías 64:8 (Nueva Traducción Viviente)

Desde el momento que decidimos rendir nuestra vida a Él y abrirle la puerta de nuestro corazón, Dios se constituyó Padre nuestro, por eso dice la Biblia:

“Vino a los de su propio pueblo, y hasta ellos lo rechazaron; pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios. Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios”.

Juan 1:11-13 (Nueva Traducción Viviente)

Y es que aunque muchas veces no te sientas digno de ser su hijo, si ya creíste en Él y le entregaste tu vida, ¡Eres su hijo y Él es tú Padre!, no por voluntad humana, sino por voluntad divina.

Tienes que comenzar a tomar la posición que te corresponde delante de Dios, esa de hijo suyo, eres hijo de un Gran Rey, hijo de Dios Todopoderoso que te ama con un amor puro y eterno, que ha tenido misericordia de tu vida, que ha derramado su gracia sobre ti, que un día te vio perdido, te busco, te llamo, te recibió con los brazos abiertos y perdono por completo tus pecados y te está transformando día tras día.

Tanto te ama Dios que dice la Biblia: “No seas como ellos, porque tu Padre sabe exactamente lo que necesitas, incluso antes de que se lo pidas” Mateo 6:8 (Nueva Traducción Viviente).

Pueda que los últimos días hayas estado pasando por situaciones que han debilitado tu fe, situaciones que han presionado tu vida y que poco a poco se han convertido en el pensamiento que gobierna tu mente día y noche.

Quizá has estado pensado que es imposible que las cosas cambien, porque a lo mejor el panorama es totalmente contrario a lo que quisieras ver, sin embargo hoy quiero recordarte QUIEN ES TÚ PADRE, hoy quiero recordarte que tú eres hijo DE DIOS.

Dios tiene cuidado de sus hijos, porque ha demostrado su amor hacia tu vida desde un inicio, desde que estabas en el vientre de tu madre, tanto es el amor que TÚ PADRE te tiene que hasta la fecha siempre ha llegado a tiempo a tu vida y a pesar de que has pasado por situaciones difíciles, Él te ha dado la fuerza y la capacidad para salir adelante.

Hoy tienes que recordar que eres hijo de un Dios Todopoderoso, que puedes llegar delante de Él a cualquier hora y en cualquier lugar, que no estás solo, que vales mucho, porque vales la sangre de su Hijo, que no te dejara porque ha prometido estar contigo todos los días de tu vida.

Tú Padre te ama y a pesar que por momentos te sientas solo, olvidado o abandonado, tienes que reconocer que Él siempre ha estado y estará contigo, porque es TÚ PADRE y porque ERES SU HIJO.

¡Vamos! ¡Levántate! ¡Nunca ha estado solo ni lo estarás! Tú Padre esta de tu lado y te cuidara, te protegerá y no te dejara solo frente a los problemas de la vida, porque Él prometió estar contigo y porque ha prometido que si lo amas todas las cosas que te toque enfrentar te ayudaran para bien.

Solo retoma tu posición como hijo, habla con tú Padre, rinde tu capacidad humana delante de Él y permítele que Él tome el control de esas situaciones que hoy te abaten, pero que Él es capaz de solucionar.

¡Que nunca se te olvide que Dios es tú Padre y que tú eres su hijo!

Autor: Enrique Monterroza

Escrito el 9 de Mayo de 2012

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. GRACIAS SEÑOR POR DARNOS ESE PRIVILEGIO DE PODER
    LLAMARTE PADRE.Y SER HIJOS AMADOS POR TÚ AMOR Y
    TÚ DIVINA GRACIA..TE AMO..

    ResponderEliminar

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.