Vulnerables


Vulnerables

“Si ustedes piensan que están firmes, tengan cuidado de no caer.”

1 Corintios 10:12 (Nueva Traducción Viviente)

Estoy seguro que nuestra intención cada día es la de agradar a Dios, no me cabe en mi mente la idea que nos levantemos con la intención de ir y desagradar lo más que podamos al Señor, ¡No!, la mayoría de nosotros, aunque nos cuesta mucho, tratamos la manera de estar bien con Dios, de agradarle, de hacer lo correcto, de vivir una vida sana, tratándonos de apartar del mal.

Pero a veces se nos olvida que esa intención no solo puede ser por periodos o días, y digo esto porque la mayoría aunque tratamos, no somos constantes en nuestra intención diaria de agradar a Dios, a veces pareciera como que nos cansamos de agradarlo, de hacer las cosas buenas y de pronto despierta en nosotros ese viejo hombre, ese que esta viciado con las cosas de la carne y el mundo y trata de seducirnos a hacer lo que realmente dentro de nuestro espíritu no quisiéramos hacer.
He notado que cuando poco a poco pierdo esa comunión intima y diaria con Dios, soy mas vulnerable. Y cuando me refiero a perder la comunión es cuando remplazo el estar con el Señor, hacer su obra o pensar en su Palabra, por otras cosas de la vida diaria. Y es que no esta mal que hagamos otras cosas, que llevemos nuestra vida normal, pero cuando no incluimos a Dios en todo lo que hacemos, entonces allí estamos sin darnos cuenta perdiendo comunión con Él.

Piensa por un momento lo siguiente: ¿Cuáles fueron las veces que te sentiste más tentado a fallarle a Dios?, estoy seguro que la mayoría de esas veces fueron cuando estuviste solo, cuando no tenias nada que hacer, cuando por alguna situación te sentiste triste o solitario, cuando sentiste que no le importabas a la gente o cuando pensaste que no eras lo suficiente digno como para ser hijo de Dios.

Me he dado cuenta que soy mas vulnerable cuando hago totalmente lo contrario a lo que quisiera hacer, me he dado cuenta que soy mas vulnerable cuando dedico mis pensamientos a cosas que no edifican, cuando traigo a mi mente recuerdos del pasado o cuando me siento solo y no tengo nada que hacer, cuando por alguna razón mi estado de animo decae o cuando pienso que no soy lo suficientemente bueno como para estar cerca de Dios.

Estoy seguro que te identificas, estoy seguro que tú también eres vulnerable cuando cosas como esas suceden. Cuando por alguna razón tuviste una discusión y te encontraste solo pensando tantas cosas que lejos de edificarte comenzaron a seducirte para ir tras el pecado.

Hay una cosa que debemos entender y es que a pesar que muchas veces nos creemos muy fuertes, muy espirituales, muy constantes, debemos de demostrarlo, no solo en los momentos de bonanza que es fácil demostrarlo, sino en esos momentos en donde tus sentimientos se alborotan y lo primero que viene a tu mente es ir y fallarle a Dios.

Tenemos que entender que somos vulnerables, que cualquier descuido que tengamos nos querrá seducir rápidamente a ir a hacer lo que realmente no queremos hacer.

¿En algún momento te has encontrado haciendo algo que no querías hacer?, sí, hablo de esas veces donde pareciera que por instinto haces algo que no tenias pensado hacer y de pronto te das cuenta que estas en el lugar equivocado, quizá con las personas equivocadas, hablando cosas equivocadas o haciendo algo que realmente no estaba en tus planes y que tú sabes que no son del agrado de Dios.

Hoy quiero que juntos decidamos buscar al Señor, quiero que comprendamos lo VULNERABLES que somos, que comprendamos que seguimos siendo humanos imperfectos seducidos por el mal, pero que a pesar de ello nuestra intención de agradar a Dios es mucho mas fuerte que cualquier cosa que quiera llevarnos a desagradar a Dios.

¡Volvámonos a Dios!, ¿Has estado un poco alejado de Él?, entonces ¿Qué esperas para restaurar esa relación personal, íntima y diaria con el Señor?

A veces para estar alejado de Dios no se necesita dejar de ir a la Iglesia, de servirle o leer la Biblia, a veces a pesar que hacemos todo eso estamos alejados de Él, porque no lo hacemos con la conciencia pura de la necesidad que existe de Él en nuestro corazón, sino por una rutina ya bien estructurada.

Estoy seguro que en tu corazón hay una necesidad sincera de Dios, yo sé que tu sustento es Él y que no hay nada mas que anheles que agradarlo en todo, por eso quiero invitarte a que todos los días en tu diario vivir, incluyas a Dios en todo, que no pase ninguna hora de tu día sin que pienses en Él, que toda tu vida gire alrededor del Señor, que hagas a Jesús realmente el centro de tu vida y por quien vives.

Platica con el Señor, habla con Él, tenlo en cuenta en cada decisión, pídele que te acompañe a cada lugar donde vayas y si en algún momento quieres ir a un lugar donde no te gustaría llevar al Señor porque te avergüenza lo que vas a ir a hacer, entonces que esa sea razón para no ir a ese lugar en donde lo menos que encontraras será ser agradable a Dios.

¿Sabes? Todos somos vulnerables, todos somos débiles por naturaleza, pero cuando decidimos entregarnos al Señor a totalidad, entonces allí comenzamos a ser fuertes, no por una capacidad humana que tengamos, sino porque Dios hace que seamos fuerte en Él y con Él, ¡Cuánto necesitamos de su presencia en nuestra vida!

Comencemos hoy nuevamente a forjar esa relación intima y diaria con Dios, porque estoy seguro que Él esta deseoso de estar con nosotros y que lo busquemos.

¡Ve y busca cada día al Señor y entonces serás menos vulnerable!

“pero Dios me ha contestado: «Mi amor es todo lo que necesitas. Mi poder se muestra en la debilidad.» Por eso, prefiero sentirme orgulloso de mi debilidad, para que el poder de Cristo se muestre en mí. Me alegro de ser débil, de ser insultado y perseguido, y de tener necesidades y dificultades por ser fiel a Cristo. Pues lo que me hace fuerte es reconocer que soy débil.”

2 Corintios 12:9-10 (Traducción en lenguaje actual)

Autor: Enrique Monterroza

Escrito el 31 de Julio de 2012

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Mi Hermano Enrrique gracias por tus consejos muy bonito que Dios todo Poderoso te Bendiga por favor Ore por mi y mi familla tenemos un negocio por favor quiero que ore por ese negocio mi Hermano que Dios te cuide

    ResponderEliminar

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.