Dios se lució

Dios se lució

Siempre que los suyos están en problemas Dios se luce resolviendo esos problemas que tratan de robarnos la paz.

Los israelitas habían salido de Egipto guiados por Moisés a su vez Moisés guiado por Dios, pero se enfrentan a un mar que para salvar sus vidas tendría que cruzar. Miles y Miles de personas tendrían que pasar ese mar, mientras eran acosados por el Faraón y su ejercito, cuando todos pensaron que sería su fin Dios se lució obrando un milagro que quedaría para la eternidad, Dios hizo que el mar se abriera en dos para que los suyos pasaran en seco al otro lado. (Éxodo 14)

Josué y el pueblo de Israel tenían que conquistar Jericó, una ciudad de renombre por tener en sus murallas su fortaleza, unas murallas humanamente impenetrables, pero Dios se lució derribando esas murallas con solo el grito de los suyos. (Josué 6)

David un joven pastor escucha a un gigante llamado Goliat retar al pueblo de Israel el cual estaba atemorizado, sin embargo ese joven decide ir a la lucha contra ese guerrero experimentado y fuera de la estatura normal, sin embargo Dios se lució dándole la victoria pues ese joven confiaba en lo que Dios haría. (1 Samuel 17)

Los discípulos de Jesús batallaban en medio de una tormenta la cual era tan fuerte que ellos pensaban que iban a morir, sin embargo Dios se lució calmando la tempestad y provocando la pasividad de la naturaleza. (Marcos 4:35-41)

A través de la historia hemos visto como Dios se luce obrando muchas respuestas a nuestro favor.

Quizá estos días has pensado que lo que estás enfrentando es tan grande que es imposible salir de eso, sin embargo Dios quiere lucirse en tu vida obrando el milagro que necesitas.

No olvides que Dios siempre se luce para nuestro favor, Él siempre está atento a nuestras necesidades, Dios nunca pasa desapercibido lo que nos sucede y Él siempre dará respuestas que necesitamos si tan solo sabemos esperar su tiempo perfecto.

No importa la tormenta que estés atravesando, no importa la enfermedad que estés enfrentando, no importa la escasez que se ha apoderado de tus finanzas, no importa ese problema que piensas que no tiene solución, lo verdaderamente importante es que tenemos de nuestro lado a un Dios que siempre se luce obrando el milagro que necesitamos en el tiempo que Él considera perfecto, por lo tanto nuestra tarea es creer, nuestra tarea es confiar, nuestra tarea es no permitir que la duda o el temor se apodere de nosotros, pues si tenemos a Dios de nuestro lado, ¿Quién contra nosotros?

¡No te preocupes, Dios se lucirá obrando en tu vida!
“Deléitate en el Señor,
y él te concederá los deseos de tu corazón.
Entrega al Señor todo lo que haces;
confía en él, y él te ayudará.
Él hará resplandecer tu inocencia como el amanecer,
y la justicia de tu causa brillará como el sol de mediodía.
Quédate quieto en la presencia del Señor,
y espera con paciencia a que él actúe.
No te inquietes por la gente mala que prospera,
ni te preocupes por sus perversas maquinaciones.”
Salmos 37:4-7 (Nueva Traducción Viviente)

Autor: Enrique Monterroza
Escrito el 2 de Junio de 2014
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.