Tres años de mi princesita

Tres años de mi princesita

Hoy treinta de Junio de dos mil catorce hace exactamente tres años vi nacer a mi princesita a quien llamamos: Valentina. Esa princesita que vino a terminar de bendecir nuestra familia y a poner el broche de oro.

Hoy es un día especial para nuestra familia y agradecemos a Dios por la vida de mi hija, por regalarnos y bendecirnos con la presencia de mi princesa hermosa, esa niña tan especial que me llena de alegrías y me hace suspirar con solo tenerla a mi lado, esa bella princesita que se arrecuesta en mi pecho y se queda dormida, esa hermosa niña que me acaricia y me dice una y otra vez: Papi lindo.

No me imagino mi vida sin mi hija, la veo y me doy cuenta lo bendecido que soy al tenerla, veo sus gestos, sus caritas, sus expresiones y no hago más que disfrutar de ese regalo de Dios, porque sin duda alguna ella, mi Valentina es un regalo de Dios.

Nunca me imagine ser padre de una niña, pero hoy me doy cuenta que de no serlo nunca hubiera disfrutado el sentimiento tan hermoso que embarga mi ser con solo el simple hecho de tenerla frente a mi. Mi Valentina es mi niña hermosa, mi muñequita linda, mi princesita, mi tiernita, mi bebecita.

Agradezco a Dios por sus tres añitos, le doy ¡Gloria y Honra! Por la vida de mi hija y le pido a Dios que me permita disfrutarla muchos años más.

Para mi hija que algún día leerá esto:

Mi hija preciosa, te amo desde el día que supe que venias, te vi nacer y te he visto crecer, no puedo más que sentirme muy orgullosos de vos, sos el regalo que nunca creí merecer, engalanas mis días, me derrites con tu amor, disfruto tus abrazos y tus palabritas hermosas hacia mi me hacen sentirme más que feliz. Dios ha sido bueno con nosotros al permitirnos disfrutarte, te pido que nunca te olvides de Dios, que Él sea siempre el que te de la valentía para hacerle frente a todo en la vida, porque Él prometió estar con nosotros hasta el último día de nuestras existencia. Te amo mi hija con un amor que me cuesta mucho expresar, pero que lo siento y nunca lo dejaré de sentir. ¡Feliz cumple mi Valecita!

Tu padre que te ama con locura…

Enrique Monterroza
Lunes 30 de Junio de 2014

“Los hijos son un regalo del Señor; son una recompensa de su parte.”
Salmos 127:3 (Nueva Traducción Viviente)

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.