Una sola palabra

Una sola palabra

Dios nos habla todos los días y sin embargo son pocas las veces que obedecemos o atendemos a su voz. Y es que para que Dios nos hable no necesita elevar una voz audible desde los cielos para que podamos estar seguros que Él nos habla. Al contrario, Dios no necesita dar un gran show para hablar a nuestra vida, lo hace a veces de manera sutil, de tal forma que nosotros podas entender que es Él hablando a nuestra vida.


Dios nos habla a través de situaciones cotidianas, a través de una charla, de un mensaje que leímos, de una alabanza que escuchamos, de una predicación que presenciamos, de una cita bíblica que leímos “sin querer”, pero que llego en el momento justo que lo necesitábamos.

Yo puedo decir con toda certeza de que Dios nos habla a diario, y es que personalmente Dios me habla a través de las situaciones que menos pensé recibir una palabra suya, pero sin embargo cuando lo hace quebranta mi corazón y me hace reconocer lo que él me está diciendo a través del medio que lo haga.

A veces me he encontrado escuchando una alabanza cuando mis corazón es quebrantado por una palabra que escuche y a la cual puse toda mi atención, y es que una sola palabra basta para entender que Dios me está hablando, una sola palabra basta para reconocer que Dios me sigue buscando a pesar que muchas veces me he hecho el sordo.

Una sola palabra basta para cambiar tu vida, una sola palabra basta para entender que Dios te sigue buscando a ti también. A veces esperamos grandes instrucciones de Dios para estar seguros que Él nos está hablando y la verdad es que hoy en día Dios nos puede hablar directo al corazón con una tan sola palabra.

Palabras cómo: Paz, Paciencia, Fe, Confianza, Ánimo, pueden ser suficientes para entender que Dios se está dirigiendo a nuestra vida. Frases como: “Yo estoy contigo”, “Nunca te dejaré”, “Yo tengo la última palabra”, “No temas”, “Yo peleo por ti” y otras son suficientes para entender que vienen de Dios y que si las creemos podemos ver su mano poderosa actuando en nuestra vida.

Amados hermanos: ¿Qué esperamos para entender que Dios está hablando?, ¿Qué esperamos para obedecer a sus palabras?, no esperes grandes discursos, no esperes instrucciones largas, pues una sola palabra puede bastar para restaurar tu vida, para animar tu espíritu, para hacerte sentir que Dios no te ha abandonado y que Él aun no ha terminado contigo.

Este día Dios te quiere hablar, Él te dará una palabra la cual necesita que tú creas y atesores en tu corazón. No sé qué medio usará Dios, no sé qué lugar, momento o circunstancia, pero lo que sí puedo decirte es que HOY DIOS TE HABLARÁ.

Dispón todo tu ser de tal manera que seas totalmente receptible a la voz de Dios y que esa palabra que Dios te dará este día sea la que pueda ayudarte dependiendo el momento o situación que estés atravesando. La voluntad de Dios siempre es hablar a tu vida y seguirte transformando por lo tanto Él jamás dejará de hablarte, por lo cual debes estar siempre atento a su Palabra.

Prepárate, ¡Dios te hablará este día!

“Me levanto temprano, antes de que salga el sol; clamo en busca de ayuda y pongo mi esperanza en tus palabras.”
Salmos 119:147 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Autor: Enrique Monterroza
Escrito el 22 de Septiembre de 2014
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com
Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.