Planes de bien

Planes de bien

Buscando un verso de la Biblia para leer me encuentro directamente con el siguiente verso el cual he leído muchas veces pero es lo que Dios quiere que escriba este día, el verso es el siguiente:

“Mis planes para ustedes solamente yo los sé, y no son para su mal, sino para su bien. Voy a darles un futuro lleno de bienestar.”
Jeremías 29:11 TLA

Reflexiono sobre nuestros planes, sobre lo que nosotros consideramos que tienen que ser. Y es que en ocasiones queremos tomar el papel de Dios, trazando los planes que se tienen que llevar a cabo si o si y cuando vemos que esos planes que según nosotros tienen que ser así, no se cumplen de la manera como lo hemos pensando, imaginado o trazado, es cuando nos encontramos en un conflicto interno, preguntándonos por qué las cosas “no son cómo tendrían que ser”.

En ocasiones he trazado planes que según yo se tienen que llevar a cabo al pie de la letra, pero de pronto me encuentro frente a un panorama que no estaba trazado en ningún de mis planes, veo cómo aquello que en un día planee se viene abajo, cómo aquello que tenía que ser, ahora ya no será y al ver todo en contra no puedo negar que mi ánimo se ve afectado y me pregunto, ¿Qué hice mal?

Pero a veces no es que hagamos algo mal, o quizá sí, lo que hicimos mal fue hacer nuestro propio plan, creer que nuestro plan era el perfecto olvidándonos que es Dios quien traza los planes para nosotros. Nosotros podemos tener brillantes ideas, planes “perfectos”, sin embargo, Dios siempre tendrá un mejor plan, uno que llevará a cabo en su tiempo, en sus circunstancias y en su infinita sabiduría siempre tendrán un final perfecto.

Quizá estás frente al panorama que nunca imaginaste, frente a todo lo que nunca planeaste,  delante de aquello que siempre quisiste evitar pero por alguna razón te encuentras allí, sintiéndote solo, abandonado, olvidado, preguntándote: ¿Qué paso?, sintiéndote hasta cierto punto fracasado, pero la realidad es si tu plan personal fracasa, es porque el plan de Dios se esta llevando a cabo en tu vida.

A Dios no se le ha escapado ningún detalle, Dios no se ha olvidado de ti en ningún momento, si estás pasando por desiertos, es porque es parte del plan de Dios; si estás pasando por situaciones que no estaban planeadas, no te preocupes, en su lugar confía, porque Dios no ha terminado contigo y cuando el plan de Dios termine en tu vida te darás cuenta que sus ideas siempre fueron mejores que las tuyas, pero sobre todo te darás cuenta que su plan siempre llevo el objetivo de darte un futuro lleno de bienestar.

No te desanimes, no creas que todo está perdido, no te sientas abandonado, Dios ha echado a andar su plan maravilloso y perfecto sobre tu vida, lo único que Dios necesita de ti es que sigas adelante, que no te rindas, que sigas confiando con tu vista puesta en Él, porque si lo haces de esta forma tienes que tener la seguridad que al final sonreirás al darte cuenta que Dios siempre tuvo el control de todo y que su plan perfecto se cumplió en tu vida.

¡Adelante!, nada está acabado, todo está en proceso, y el plan de Dios al ser finalizado te mostrará que siempre tuviste un lugar preciado para Dios, porque Él en ningún momento dejo de pensar en ti y en tu bienestar.

“Mis planes para ustedes solamente yo los sé, y no son para su mal, sino para su bien…”

Jeremías 29:11a TLA

Autor: Enrique Monterroza
Escrito el 13 de Octubre de 2014
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.