Allí estuvo Dios

Allí estuvo Dios

A veces cuando las cosas no nos van tan bien como quisiéramos pensamos que esta vez no saldremos de eso, creemos que todo se vendrá abajo y que nada bueno obtendremos de todo lo que nos está pasando. Sin embargo, si por un momento dejamos de poner nuestros ojos en el problema que estamos enfrentando y reflexionamos sobre otros momentos en los que también estuvimos pasando por situaciones similares o más difíciles nos daremos cuenta que ALLÍ ESTUVO DIOS.


Y es que Dios no nos ha dejado nunca, siempre ha estado allí a lado nuestro, tanto cuando hemos sonreído como cuando hemos llorado, Dios nunca se ha apartado de nosotros.

Quizá a veces sientas que te encuentras solo en eso que estás enfrentando, quizá en ocasiones sientas como que Dios se ha alejado de ti, pero la realidad espiritual es otra, Dios nunca te ha dejado solo, Dios nuca se ha alejado de ti, Dios siempre ha estado pendiente de ti y en los momentos menos pensados a salido a tu rescate.

¡Reflexiona!, recuerda aquel momento en el que pensaste que todo se vendría abajo, ¿Qué ocurrió?, ¿No fue Dios quien con su mano poderosa te saco de donde pensaste que no saldrías?, entonces, ¿Quién dice que está vez no será así?

Hoy reflexionaba sobre todas esas veces que me sentí desamparado, solo, olvidado, esos momentos en lo que creí que Dios había dejado de fijarse en mí, esas veces que pensé que Dios se había olvidado de mi, pero que a un con todo lo que yo creía y sentía en esos momentos la realidad fue otra, DIOS SIEMPRE ESTUVO ALLÍ.

Dios estuvo allí para darme fuerza, Dios estuvo allí para dar paz a mi vida, Dios estuvo allí para levantarme, Dios estuvo allí para perdonarme, Dios estuvo allí para restaurarme, Dios estuvo allí para darme nuevas oportunidades, Dios estuvo allí para abrir puertas donde parecía que estaban cerradas, Dios estuvo allí para proveer de donde menos pensé que podría venir la provisión, Dios estuvo allí para sanar aquellas enfermedades que me azotaban, Dios estuvo allí para tener misericordia de mi, Dios estuvo allí para no permitir que el enemigo me ganara la partida, Dios estuvo allí para recordarme que soy su hijo, Dios estuvo allí para confirmar el llamado que un día me hizo, Dios estuvo allí para demostrarme que a pesar de mis errores me siga amando igual, Dios estuvo allí para que yo entendiera que nunca, pero nunca, se ha apartado de mi, Dios simplemente siempre estuvo, está y estará allí a nuestro lado.

Yo sé que Dios también ha estado allí contigo, aun cuando los sentimientos te han querido decir lo contrario, aun cuando el panorama pinte mal, aun cuando las cosas no se den cómo quisieras, Dios siempre, siempre, siempre, pero siempre estuvo, está y estará contigo, Él nunca te dejará hasta terminar su obra en ti.

¡Ánimo!, no permitas que las circunstancias del momento te hagan pensar que Dios se ha apartado de ti, abre tus ojos espirituales y date cuenta que Dios siempre estuvo allí a tu lado desde el primer momento y que no te dejará hasta cumplir lo que te ha prometido hacer en tu vida.

¡Dios siempre ha estado allí!

"Yo estaré contigo, y no te abandonaré hasta cumplir lo que te he prometido. Te cuidaré por dondequiera que vayas, y te haré volver a esta tierra»”
Génesis 28:15 Traducción en lenguaje actual (TLA)

“¡Así que sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni sientas pánico frente a ellos, porque el Señor tu Dios, él mismo irá delante de ti. No te fallará ni te abandonará».”
Deuteronomio 31:6 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Por Enrique Monterroza
Escrito el 6 de Enero de 2015
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.