Retoma la comunión con Él

Retoma la comunión con Él

Pueda que en algún momento de la vida cristiana te sientas en medio de un océano, solitario, sin encontrar la ruta a seguir para llegar a donde quisieras llegar. Hablo de esos momentos en los que por alguna razón no encuentras qué decisión tomar, en donde sabes que hay que tomar una decisión pero no encuentras la forma correcta de hacerlo.


Y es que hay momentos en la vida en donde nos sentimos por alguna razón desorientados, en donde quisiéramos que Dios nos hablara audiblemente y nos dirigiera, en donde nos gustaría que alguna señal nos mostrara la ruta a seguir, pero aunque quisiéramos que eso pasara, no pasa y pareciera que hemos sido puestos en espera.

Quizá hoy te encuentres en un momento de esos, en donde no sabes que ruta seguir, en donde te sientes confundido y no existe paz en tu corazón, ni la seguridad para tomar esa decisión.
En esos momentos en donde no hay paz, en donde todo parece confuso lo mejor es MANTENERTE EN ORACIÓN, la única forma de limpiar lo empañado del panorama es a través de la comunión con Dios. No hay otra forma, no hay otra clave, la única forma de tomar una decisión correcta es entregándole a Dios nuestros planes, nuestras ideas, todo, para que Él pueda guiarnos a tomar la mejor decisión.

Cuando Dios responde pone la paz que necesitas para tomar esa decisión. Cuando Dios responde pone en tu ser esa seguridad que necesitas para tomar la decisión que hay que tomar.

Hoy quiero invitarte a retomar tu comunión con Dios. Si por culpa de los problemas has dejado de orar, leer la Biblia, congregarte o servir, es hora de retomar el hábito perdido. ¿No te das cuenta que entre menos comunión con Dios eres presa fácil para que todo te salga mal?

Dejar de mantener comunión con Dios nunca te ayudará, al contrario, te llevará a un punto tal en donde te sentirás totalmente perdido, sin sentido y hasta abandonado. Pero cuando mantienes la comunión real con Dios, entonces puedes estar en medio de cualquier tormenta y sentirte protegido porque sentirás cómo Dios está a tu lado aun en los momentos más difíciles.

¡Vamos! Comienza a orar nuevamente, adora a Dios, cántale, exáltalo, háblale con un corazón sincero, ríndete en su presencia, pero sobre todo confía en lo que Él hará y en su guianza, porque si Él te guía entonces debes estar seguro que obtendrás excelentes resultados que bendecirán aun más tu vida.

¡Retoma tu comunión con Dios y obtendrás los resultados que esperas!

"¿Por qué estoy desanimado?
¿Por qué está tan triste mi corazón?
¡Pondré mi esperanza en Dios!
Nuevamente lo alabaré,
¡mi Salvador y 6 mi Dios!
Ahora estoy profundamente desalentado,
pero me acordaré de ti,
aun desde el lejano monte Hermón, donde nace el Jordán,
desde la tierra del monte Mizar.
Oigo el tumulto de los embravecidos mares,
mientras me arrasan tus olas y las crecientes mareas.
Pero cada día el Señor derrama su amor inagotable sobre mí,
y todas las noches entono sus cánticos
y oro a Dios, quien me da vida.”
Salmos 42:5-8 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Por Enrique Monterroza
Escrito el 19 de Enero de 2015
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.