¿Cuán agradecidos somos?

¿Cuán agradecidos somos?

Me emociona pensar en el amor incomparable e inagotable de Dios para con mi vida. Pensar en que antes andaba perdido y sin rumbo y ahora me encuentro entre sus brazos me hace sentir especial.

Y es que no reconocer que TODO se lo debemos a Dios es vivir ciego. Dios ha hecho y está haciendo un gran trabajo en nuestra vida y no es que lo hayamos alcanzado todo, sino que vamos en un proceso en el cual Dios como un alfarero al barro va moldeando nuestra vida.

¿Cuán agradecido estas con lo que Dios te ha dado o ha hecho?

Es increíble saber que este día muchos se levantaron quejándose de lo que tienen, deseando no vivir la vida que viven o queriendo ser lo que no son, personas que se enfocan en lo negativo de sus vidas y olvidan lo positivo, lo que Dios ha hecho y esta haciendo.

Muchas veces estamos tan acostumbrados a los favores de Dios que ya ni siquiera dedicamos tiempo para agradecer lo que él hace, pareciera muchas veces que Dios está obligado a hacer maravillas en nuestra vida y que nosotros ni tan siquiera prestemos atención a esos detalles cómo para agradecerle.

Me emociona el siguiente verso escrito por el salmista y rey David, él decía:

“Es bueno dar gracias al Señor, cantar alabanzas al Altísimo. Es bueno proclamar por la mañana tu amor inagotable y por la noche tu fidelidad, al son de un instrumento de diez cuerdas, un arpa y la melodía de la lira.”

Salmos 92:1-3 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Una sola frase, dos contenidos maravillosos. El salmista reconocía que si despertaba por la mañana es porque el amor de Dios lo había alcanzado, por eso escribía: “Es bueno proclamar por la mañana tu amor inagotable”, pero también reconocía que si llegaba la noche y vivía, era necesario agradecer por la fidelidad mostrada por Dios durante todo el día, por eso escribía:por la noche tu fidelidad”.

¿Qué tan agradecidos estamos siendo con Dios?, ¿Cuándo fue la última vez que oraste sin pedir nada, solamente para agradecer a Dios por todo lo que hace en tu vida?, ¿Realmente tu vida es un reflejo del agradecimiento que sientes por lo que Dios ha hecho en tu vida?

Es hora de comenzar a ser agradecidos con Dios por cada detalle que nos regala a diario,  desde el hecho de permitirnos despertar y levantarnos de nuestra cama, hasta el hecho de permitirnos terminar un día más de vida. No nos cansemos de agradecer a Dios por lo que hace, porque una vida agradecida seguirá recibiendo mucho más favores.

Dedica unos minutos este día y cada día solamente para agradecer a Dios por todo lo que te ha dado, desde el aire que en este momento estas respirando, hasta la capacidad que te da para entender este mensaje.

¡Dile a Dios cuán agradecido estás con lo que Él hace en tu vida!

Por Enrique Monterroza
Escrito el 20 de Julio de  2015
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.