18 años después

18 años después



Todavía recuerdo ese Domingo 1 de Febrero de 1998 cuando a mis dieciséis años, siendo un chico sin un propósito de vida definido Dios me llamo a su redil. Recuerdo como si fue ayer cuando Dios toco la puerta de mi corazón con la intención de gobernar mi vida. Esos minutos de decisión me parecían eternos, estaba entre permitirle entrar a mi vida y no, pensaba en lo que ya “no haría” y en lo que a partir de ese día tendría que “hacer” sin imaginar que al tomar esa decisión mi vida cambiaría tan positivamente y mi felicidad por fin llegaría.

Recuerdo cada paso que daba hacía ese altar, con lágrimas rodando sobre mis mejillas oraba y pedía perdón a Dios por mis pecados, realmente estaba arrepentido de la vida que hasta ese momento había llevado y le pedí que me perdonará, que entrará a mi vida y que gobernara, pero sobre todo le dije: “Quiero servirte por toda mi vida” y Dios lo tomo muy en serio.


Hoy 18 años después soy feliz porque Dios me ha dado todo lo que tengo, Dios ha sido bueno permitiéndome tener una esposa maravillosa, unos hijos que son la delicia de mis días, desde hace 18 años puedo decir que soy feliz porque Dios entro a mi vida y gobernó cada área de ella.

Hoy solo quiero conmemorar un año más de felicidad junto a mi Salvador, ese Dios que nunca me ha dejado, que jamás me ha desamparado, que en los momentos más difíciles que he vivido siempre ha estado allí para hacerme sentir protegido. Ese Dios que aunque no sea merecedor de sus bendiciones tiene a bien dármelas, ese Dios que me ha dado tanto que no alcanzarían las letras para describir lo agradecido que soy por lo que ha hecho, hace y seguirá haciendo.

Hoy quiero dar Gloria, Honra y Alabanza a mi Dios por estos 18 años inolvidables, he vivido junto al Señor más de la mitad de mi vida y no habido ni un tan solo día en el que me arrepintiera de haberle entregado de mi vida, fue la mejor decisión de mi vida y por la cual hoy puedo decir: DIOS HA SIDO BUENO y HASTA AQUÍ ME HA AYUDADO DIOS.

No hay nada mejor en la vida que tener a Dios de tu lado, no hay nada mejor en la vida que levantarte por la mañana, abrir tus ojos y observar lo bueno que ha sido Dios dándote TODO lo que tienes y todo inicio aquel 1 de Febrero de 1998, cuando con 16 años decidí entregarle mi vida al Señor.

¡Gracias Dios por estos 18 años junto a ti!

Enrique Monterroza

El Salvador, 1 de Febrero de 2016
Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.