En lo bueno o en lo malo

En lo bueno o en lo malo

¿Se te olvida quien te trajo hasta aquí?, ¿Se te olvida que fue Dios quien te dio todo lo que ahora posees?, no trates de poner excusas, no puede seguir, servir o alabar a Dios cuando todo se da a favor de ti.

La vida cristiana no se demuestra en la bonanza, se demuestra en la prueba, ser cristiano no es solo pasarla bien, es pasar por pruebas difíciles y mantenerse firme en la fe.


Quizá has experimentado tiempo atrás de años maravillosos, llenos de bonanzas y bendición, pero desde hace un tiempo todo ha cambiado, hoy estás enfrentando prueba tras prueba y hasta ha llegado un momento en donde te has permitido pensar en que si Dios existe realmente o no.

Es fácil alabar a Dios en medio de la bendición, es fácil ser agradecido cuando recibimos todo lo que pedimos, pero no lo es tanto cuando pedimos lo que creemos necesitar y no lo recibimos, o cuando nos enfrentamos a una racha negativa de tropiezos tras tropiezos.

Yo he pasado por eso, he vivido la escases y la prueba, he visto como Dios me ha sacado de lo más bajo, he experimentado tiempo de bonanza y bendición, de abundancia y respaldo, sin embargo también después de esos tiempo he vuelto a experimentar la prueba tras prueba, la escases y la enfermedad, situaciones que había olvidado, problemas que nunca imagine volver a tener y he llegado hasta pensar que Dios se ha apartado de mi.

Sin embargo en medio de la tempestades, me doy cuenta que no puedo alabar a Dios solo en medio de la bendición, no puedo ser fiel solo en medio de la abundancia, Dios se merece más de mi aun en medio de la escases, en medio de la prueba, en medio de lo que no quisiera experimentar pero que lo estoy experimentando.

Cuando pienso en lo malo que la estoy pasando, Dios siempre me lleva al libro de Job y entonces me doy cuenta que lo mío no es nada comparado a lo que su siervo Job experimento y es allí cuando me tranquilizo y me doy cuenta que Dios aun no ha terminado su plan perfecto en mi vida.

Job en medio de su prueba siempre fue sabio en sus palabras, él dijo: “Sin embargo, Job contestó: «Hablas como una mujer necia. ¿Aceptaremos sólo las cosas buenas que vienen de la mano de Dios y nunca lo malo?». A pesar de todo, Job no dijo nada incorrecto.” Job 2:10 Nueva Traducción Viviente (NTV). Cuánta razón tenía Job, nosotros aceptamos de Dios todo lo bueno, pero cuando las cosas malas vienen lo cuestionamos y hasta le reclamamos el por qué permite eso que nos parece “injusto”.

El escritor de Eclesiastés nos aconseja lo siguiente: “Acepta el modo en que Dios hace las cosas, porque, ¿quién puede enderezar lo que él torció? Disfruta de la prosperidad mientras puedas, pero cuando lleguen los tiempos difíciles, reconoce que ambas cosas provienen de Dios. Recuerda que nada es seguro en esta vida.” Eclesiastés 7:13-14 Nueva Traducción Viviente (NTV).

No sé qué momento puedas estar pasando hoy, pero lo que sí quiero invitarte es a alabar y a adorar a Dios en medio de cualquier circunstancia. Aun en medio de la prueba más dura, sigue siendo fiel, sigue adorando a Dios, sigue sirviéndole, porque no hay tormenta que no tenga su final, no hay prueba que no se supere con Dios de tu lado.

Así como glorificamos a Dios en medio de la bendición, también mantengámonos fieles en medio de la prueba y entonces, solo entonces mostraremos realmente de qué clase de cristianos somos, de esos que tienen sus convicciones firmes y que nada ni nadie lo puede mover de la roca que es Cristo Jesús Señor nuestro.

Cuando Dios observa nuestra fidelidad en medio de la prueba nos recompensa. La Biblia dice sobre Job: “Cuando Job oró por sus amigos, el Señor le restauró su bienestar. Es más, ¡el Señor le dio el doble de lo que antes tenía!” Job 42:10 Nueva Traducción Viviente (NTV). Santiago en su carta también escribió acerca del ejemplo de Job: “Honramos en gran manera a quienes resisten con firmeza en tiempo de dolor. Por ejemplo, han oído hablar de Job, un hombre de gran perseverancia. Pueden ver cómo al final el Señor fue bueno con él, porque el Señor está lleno de ternura y misericordia.” Santiago 5:11 Nueva Traducción Viviente (NTV).

No te impacientes, no te desesperes, no dejes de confiar, no pierdas la fe, en medio de las tormentas más fuertes de la vida, sigue siendo fiel a Dios.

¡En medio de lo bueno o lo malo, sigue confiando en Dios!

Autor: Enrique Monterroza
Escrito el 14 de Octubre de 2014
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com
Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.