La sensación de no sentirse querido por Dios

La sensación de no sentirse querido por Dios

Nuestro errores muchas veces provocan que nos auto excluyamos del amor que Dios tiene hacia nosotros, y es que somos muy severos para juzgarnos a nosotros mismos que llegamos al punto tal de ya no sentirnos queridos por Dios.

La sensación de no sentirse querido por Dios es aquella que me lleva a sentir y pensar que Dios cambio de planes para mí. Esa sensación que te hace sentir que lo defraudaste y que por ende Dios te dio la espalda. Esa sensación de culpa que te lleva a pensar que Dios dejo de quererte como un día te quiso.


Sé que es estar en ese punto, en donde te sientes aislado, en donde tienes la vergüenza de pedir cualquier cosa a Dios porque simplemente crees que él no está contento con lo que hiciste o lo que estás haciendo. Ese punto en donde dejaste de sentirte querido, no porque Dios dejo de quererte o amarte, sino porque tus mismos hechos te dicen que algo paso y que Dios se alejo de ti.

Pero hoy quiero decirte, que no importando lo que hiciste, si te arrepentiste de corazón y pediste perdón a Dios, entonces Dios te perdono. Y es que cuando nos arrepentimos genuinamente y proponemos en nuestro corazón no volver a caer en el mismo error Dios jamás nos rechazará.

Tienes que entender que Dios no cambia de planes hacia tu vida solo porque tú crees que así será. Dios no tiene doble ánimo y no se mueve en base a emociones como nosotros. Dios no va a cumplir los planes que tiene hacia tu vida solo porque cree que te lo mereces, sino porque él ya lo tiene trazado desde antes que nosotros naciéramos.

A veces creemos que hemos decepcionado a Dios, cuando en realidad Dios ya sabía desde antes que actuaras mal que lo ibas a hacer.  A Dios no lo podemos sorprender, no podemos hacer nada que él no supiera que iba a pasar. Dios es el dueño de los tiempos, sabe lo que paso, lo que está pasando y lo que pasará. Por esa razón deberíamos sentirnos bienaventurados al saber que a pesar de que no nos creemos merecedores de su amor, nos sigue amando, que a pesar que consideremos que no somos tan especiales cómo para que cumpla lo prometido, lo hará.

Eso es lo hermoso de Dios, que nos sigue amando a pesar de nuestros errores, que sigue trabajando en nosotros a pesar de que nosotros creamos que lo hemos decepcionado. Y es que él no se decepciona de nosotros, al contrario, nos ve con ojos de amor y misericordia y trata por todos los medios de llevarnos por el camino que él escogió para nosotros a pesar que muchas veces nosotros con nuestras malas decisiones nos desviamos.

Hoy quiero invitarte a sentirte querido por Dios, no midas el amor de Dios en base a tus hechos, porque Dios no te ama por lo que hagas, sino porque decidió amarte, el amor de Dios no se basa en lo que hagas o dejes de hacer, sino en que Él te escogió entre millones para que fueras su hijo y si fuiste escogido entre millones significa que eres importa y muy querido por Dios.

No dejes que el enemigo te haga sentir despreciado, al contrario siéntete PRECIADO por Dios, porque para Él vales la sangre de su Hijo, solo ese hecho te hace PRECIADO.

“Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones”.
Deuteronomio 7:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

¡Levántate nuevamente! Y comienza a caminar por el sendero que Dios quiere, no dejes que los sentimientos negativos te alejen de lo que Dios ya escribió para ti, su plan perfecto se está llevando a cabo en tu vida, no te dejes engañar por el enemigo y busca a Dios con todo tu corazón, porque si lo haces de esa manera, siempre, siempre lo encontrarás.

¡Eres querido por Dios!

“Yo amo a los que me aman, y me dejo encontrar por todos los que me buscan.”
Proverbios 8:17 Traducción en lenguaje actual (TLA)

Por Enrique Monterroza
Escrito el 5 de Diciembre de 2014
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.