¡Saldrás adelante!

¡Saldrás adelante!


Quizá los últimos días has estado a punto de rendirte al ver como los problemas se van acumulando y poco a poco van desgastando la poca fe que te quedaba. Y es que no es nada fácil lo que te está tocando vivir, sin embargo siempre he creído que Dios sabe la capacidad de resistencia de cada uno y nunca dejará que algo que nos sobrepase venga a nuestra vida.

Sin embargo, la poca fe que te quedaba va menguando de a poco, te sientes solo en un desierto que parece que no terminará nunca. Has llegado a pensar que hasta Dios te dio la espalda. Has llegado a creer que algo hiciste para merecer lo que te está pasando, pero la realidad es que muchas de las cosas que vienen a nuestra vida no es porque hicimos algo para merecerlas, sino que simplemente son escuelas de la vida que nos ayudaran a mejorar ciertas aéreas de nuestra vida o a simplemente crecer en fe.

En ocasiones me he encontrado en esos puntos, en donde todo sale a la contra, en donde los problemas se van turnando para llegar en orden uno tras otro a mi vida. He pensando en ocasiones que lo merezco por mis malas acciones, o que simplemente Dios se ha olvidado de mí, pero al verme en medio de esas tormentas de la vida he podido observar que pese a mi poca fe Dios siempre ha estado allí para fortalecerme, nunca me ha dejado y de todos ellos siempre he salido adelante gracias a su ayuda.

¡Saldrás adelante!, porque Dios no te ha dejado, porque sigues siendo su especial tesoro, porque Él nunca se ha olvidado de ti, porque siempre ha estado pendiente de cada detalle en tu vida.

¡Saldrás adelante!, porque tu confianza siempre ha estado puesta en Dios, porque tu vista siempre ha estado en Él, porque lo amas y porque no te darás por vencido tan fácilmente.

¡Saldrás adelante!, porque ya has pasado por situaciones similares o peores que las que hoy estas enfrentando y siempre, pero siempre Dios te ha sacado de todas ellas.

“Aunque tengas graves problemas, yo siempre estaré contigo; cruzarás ríos y no te ahogarás, caminarás en el fuego y no te quemarás porque yo soy tu Dios y te pondré a salvo. Yo soy el Dios santo de Israel.”
Isaías 43:2-3a (Traducción en lenguaje actual)

Hoy quiero invitarte a levantar tu frente en alto, a recordar que no estás solo, que eres un hijo de Dios y que tu Padre tiene el control de todo. No dudes ni por un segundo que su ayuda viene en camino, no creas que ese desierto nunca terminara, no pienses que esta etapa de anonimato no se acabara, al contrario, cree cada día más y más, que tu fe este puesta en lo que viene y no en lo que estás pasando, que tu mirada siga fija en Jesús porque no hay otra forma de salir adelante sino a través de Él.

¡Saldrás adelante porque Dios no te dejará solo nunca!

“Por tanto, no tengan miedo, pues yo soy su Dios y estoy con ustedes. Mi mano victoriosa les dará fuerza y ayuda; mi mano victoriosa siempre les dará su apoyo.”
Isaías 41:10 (Traducción en lenguaje actual)

Por Enrique Monterroza
Escrito el 25 de Febrero de 2015
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar un momento de tu tiempo para Comentar este tema, creeme que tu aporte será de mucha Bendición.




Trata la manera de no desviarte del tema a la hora de comentar. Nos reservamos el derecho a publicar tu comentario.